Micorrizas y Rizo Bacterias

Micorrizas y Rizo Bacterias

MUCHAS VECES LAS COSAS QUE NO VEMOS SON LAS QUE PUEDEN CAMBIAR EL RUMBO DE LA SUSTENTABILIDAD AGRÍCOLA. 

¿Como enfrentar la escasez de agua dulce temporal, la salinidad y la demanda de nutrientes agrícolas en el escenario actual? Son las principales preguntas que se hacen miles de agricultores día tras día.

La creciente demanda de alimentos y la escasez de agua dulce ponen en problema el desarrollo sostenible de la sociedad humana. En el informe XIV del Foro de la economía del agua, se cita que el cambio climático es un fenómeno que ha afectado directamente la disponibilidad de agua dulce del planeta y lo consideran un problema a nivel global.

Durante los periodos de sequias, macrozonas agrícolas sufren consecuencias catastróficas y los fenómenos de desertificación avanzan reduciendo las superficies de cultivo.

El 2% del agua del planeta sustenta la actividad industrial y agrícola de riego. Si bien la cantidad de agua podría satisfacer la demanda, los fenómenos de variabilidad tiempo-espacio de la disponibilidad del recurso, exponen a determinadas regiones del mundo a sufrir de escasez hídrica.

El cambio climático, las sequias y la escasez de agua generan una tendencia acumulativa de sales en el suelo. Casi el 50% de las tierras de regadío a nivel mundial tienen problemas de salinidad. Entonces ¿cómo garantizar altos rendimientos y enfrentar la seguridad alimentaria si las tierras fértiles y la disponibilidad de agua de calidad disminuyen permanentemente?

La forma clásica de mejorar un suelo agrícola, a lo largo de la historia, ha sido la incorporación de materia orgánica y la rotación de cultivos. Luego con la revolución verde se incorporaron los fertilizantes de origen sintético, que si bien han dado solución a la demanda de extracción de nutrientes por parte de los cultivos, han generado externalidades en la fertilidad biológica de los suelos en la medida que estos no fueron compensados con técnicas de mitigación biológica o cuando su uso fue desproporcionado en relación a la naturaleza del suelo. Todo esto desencadeno en que muchos suelos fueron perdiendo fertilidad natural y biológica.

LOS HONGOS FORMADORES DE MICORRIZAS ARBUSCULARESY LAS RIZO BACTERIAS SON UNO DE LOS COMPONETES PRINCIPALES PARA TENER UN SUELO VIVO Y UN AGROECOSISTEMA EQUILIBRADO.

En ecosistemas nativos, los hongos pueden representar entre el 5 a 50% de la biomasa del suelo. Son un grupo biológico diverso, activo y esencial para incrementar la sostenibilidad de cualquier ecosistema, especialmente el agrícola, donde la asociación simbiótica hongo/cultivo es fundamental para lograr un suelo vivo con sistemas radicales estimulados que aseguren una mayor absorcion de agua y nutrientes, sobre todo en condiciones limitantes como la falta de disponibilidad de fertilizantes, el alto costo de adquisición, la falta de agua y lluvias y, por último, la imperante necesidad de buscar soluciones sustentables en los sistemas productivos.

EL FUTURO DE LA AGRICULTURA ESTÁ EN EL MANEJO DE UN SUELO VIVO.

En AMecological tenemos soluciones sustentables a estos problemas, CATAPULT P® está compuesto por cepas seleccionadas de dos especies de la bacteria Bacillus, más un complejo de ecto y endomicorrizas, los que combinados permiten liberar nutrientes disponibles en el suelo, además de optimizar y maximizar el aprovechamiento de los fertilizantes aplicados de forma externa, logrando así aumentar los rendimientos de los cultivos tratados a un menor costo para el agricultor y con una menor huella de carbono para el medio ambiente.

CATAPULT P® mejora la actividad microbiológica en suelos con microbiomas débiles, fertilidad reducida y con factores limitantes (agua, sales), generando un positivo efecto como estimulante del crecimiento y desarrollo del sistema radical de las plantas, lo que les permite explorar más, aprovechando el agua disponible en los suelos y competir mejor por los nutrientes.

¿Cómo funciona CATAPULT P®?

Primer mecanismo: Aumentar la capacidad de captación de agua de la planta.

Las esporas de micorrizas en CATAPULT P® germinan y colonizan las raíces, formando una red muy extensa de finos filamentos llamados hifas. Estas absorben nutrientes y agua desde el suelo de forma efectiva ya que permite explorar un mayor volumen del perfil, incluso zonas alejadas de las raíces, permitiendo una mayor captura y retención de elementos, evitando las pérdidas por evaporación, escorrentía y/o lixiviación.

Segundo mecanismo: Promoción de resistencia frente a estrés abiótico y biótico.

Los hongos y bacterias en CATAPULT P® modulan respuestas en las plantan que permiten tolerar de mejor forma la falta de agua (sequías o racionamiento en el riego) y ataque de patógenos. Por una parte, los hongos formadores de micorrizas arbusculares activan señales en una serie de rutas metabólicas (acuaporinas, ácido abscísico y otros canales vinculados al crecimiento), lo que permite al cultivo desarrollarse con menos agua. Por otro lado, los Bacillus son capaces de proteger las raíces del ataque de patógenos y el exceso de sales en el suelo que afectan su bioactividad y capacidad de absorber y movilizar agua y nutrientes.

¿Beneficios de CATAPULT P®?

CATAPULT P® aplicado en los cultivos en mezcla con los fertilizantes granulares de uso común, permite obtener los siguientes beneficios para el agricultor y los cultivos.

• Aumenta el crecimiento y desarrollo del sistema radical, permitiendo un mejor aprovechamiento del agua, nutrientes y una mejor salud de la planta.

• Permite aumentar de forma importante el aprovechamiento de los fertilizantes aplicados de forma externa, rentabilizando esta inversión.

• Libera fósforo retenido en el suelo, aumentando su disponibilidad para los cultivos y mejorando la fertilidad natural de los suelos.

• Mejora notoria de la calidad y productividad de los cultivos.

Es importante entender que la agricultura transforma los suelos, muchas veces degradando y modificando su estructura y equilibrio biológico, lo que ya se está convirtiendo en una limitante para obtener huertos rentables y enfocados en prácticas sustentables.

Para remediar y mejorar esta situación es necesario tomar consciencia de nuestros suelos, en AMecological llevamos más de 15 años impulsado el concepto de suelo vivo bajo un modelo de trabajo científico, acompañado de productos especialmente seleccionados por su efectividad, calidad y origen. Somos el mejor aliado de los agricultores y consumidores que necesitan estar al servicio de una producción agrícola sostenible.

0

About AMEco-Adm

    You May Also Like